miércoles, 2 de marzo de 2011

Tech Tip: Botas. Por dentro o por fuera?

Motivados por algunas inquietudes recibidas por colegas del medio y muchas veces por encontrar un desconocimiento sobre este tema (no solo en el mundo rescatista, sino también en el ambiente militar y policial), decidimos hacer este artículo pensando en algo tan simple; pero a su vez importante para la comodidad, el confort y la performance del operador, como es ¨de que manera utilizar correctamente las botas en conjunción con nuestros pantalones?¨.

Partiendo de la última oración del párrafo anterior, cualquiera pensaría que esto es demasiado básico y hasta infantil dedicarle un artículo a algo tan banal como básicamente es calzarse y vestirse; pero veremos que la utilización correcta de estos dos elementos (bota-pantalón) no son tan simples cuando llevamos esta problemática al terreno o mejor aún, cuando observamos en cientos de unidades especializadas una recurrente mala utilización de estos dos elementos.

Dentro de la bota.
Existe mayoritariamente en el conocimiento popular la idea de que los pantalones siempre deben colocarse por dentro de la bota por diferentes razones:

1-Evitan que entren insectos y alimañas
2-Evitan el ingreso de piedras, tierra, ramas, etc.
3-Evitan o dificultan el ingreso del agua dentro de la bota.
4-Brindan mayor comodidad y fijan el pantalón para que este no se eleve de su posición.


Estas ideas populares y falsas, han sido fácticamente demostradas (especialmente en el terreno militar) a través de décadas de utilización por parte de diferentes profesionales que han sufrido en carne propia las necesidades de un mayor confort y movilidad en el terreno, no solo a nivel militar, sino en la vida civil por parte de cazadores, aventureros y profesionales del rescate quienes han experimentado las ventajas y desventajas de esta técnica.

1-Es cierto que el pantalón dificulta la entrada de insectos y alimañas dentro de la bota, salvo el caso puntual de las hormigas, las cuales por experiencia propia, podemos decir que estos simpáticos y trabajadores artrópodos se ingenian para flanquear los pliegues del pantalón y las medias sin ningún inconveniente a la hora de atacar y darnos un desagradable y ácido mordisco.

2-Este concepto es falso, ya que por más de que nos esmeremos en plegar el pantalón dentro de la bota; estando estáticos (y peor aún al movernos…), se crean pequeños espacios donde diminutas rocas, semillas punzantes (abrojos, diente de león, etc.), ramas y lo más común: tierra y especialmente arena, van a ingresar perfectamente dentro del calzado, más aun cuando el pantalón produce hasta un efecto ¨embudo¨, enviando todos estos elementos directamente a la caña de la bota. Ligado con el punto #1, la posibilidad de ingreso de insectos es aún mayor al movernos, ya que el pantalón se irá desacomodando lentamente hasta (como siempre sucede…), salirse de la bota total o parcialmente.

3-Quien realmente haya estado en una patrulla militar, en una misión de rescate agreste o cazando en la selva, pantano o aún en algún monte donde exista agua o bien un pajonal mojado por la lluvia o el rocío matinal, sabe que la única manera de no mojarse los pies, es utilizando botas de goma o bien una media especifica de Gore-Tex, como por ejemplo la SealSkins. Aun así, la transpiración que estos dos elementos producen es mucho mayor y dependiendo del clima y el tiempo de marcha, seguramente tendremos los pies mojados por culpa de la condensación extra que estos le agregan a nuestros pies. Es absolutamente falaz que podamos evitar el ingreso de agua dentro de la bota, utilizando el pantalón dentro o aun afuera del calzado. Esto es un hecho indiscutible e inevitable propio del terreno agreste ya que aún una bota bien ajustada, deja pasar agua por su parte superior (caña) o bien por la permeabilidad de la tela, agujeros de respiración y costuras.

4-Desde hace alrededor de una década, se comercializan unos Velcros específicos para uso militar, los cuales sujetan con mayor firmeza al pantalón contra la tibia y el gemelo de la pierna de cierta manera evitando menos pliegues que colocándose el pantalón en forma convencional. De esta manera el pantalón queda sustancialmente más ceñido y firme en su posición; pero esto en la práctica no evita el desplazamiento del mismo en forma vertical ascendente, ni mejora cualquiera de las cualidades nombradas en los puntos anteriores.

La realidad es que al sentarnos, pararnos y ni hablar al arrodillarnos o ponernos de cuclillas, los pantalones comenzarán a salirse de la bota perdiendo parte o todas de las pocas cualidades que esta técnica posee. En el terreno realmente es incómodo y hasta restringe mucho el movimiento el hecho de tener el pantalón dentro de la bota, ya que lo mantiene muy tirante en la zona de las rodillas, especialmente al agacharnos. Todo esto se agrava, si nuestros pantalones son un poco cortos de largo, pero aun teniendo unos con el largo apropiado, éstos están condenados a salirse fuera de la bota.

Algunos colegas destacaron que al utilizar el pantalón dentro de la bota al movernos en el monte; éste tiende a engancharse menos con la vegetación baja, ramas, etc. Esto es totalmente falaz, ya que aún ganando unos centímetros de despeje al elevar el perfil del pantalón dentro de la bota a la altura media de las canillas (tibia), o bien la altura estándar de una bota militar o de trekking; es mucho más factible engancharse los cordones de la bota contra algún elemento del terreno, que enganchar los pantalones.

Fuera de la bota.

Basándonos en los puntos anteriormente nombrados, describimos los beneficios de esta técnica:

1-Al movernos en terreno agreste, los pantalones deben ser ceñidos fuertemente con el cordín o elástico provisto (generalmente en los pantalones de trekking o militares tipo BDU), a la caña de la bota en su exterior. Esto evitará el ingreso de insectos y alimañas de la misma manera que la otra técnica, sumando otros beneficios que veremos a continuación. De no poseer elástico o cordín en el pantalón, existe una técnica muy simple que se puede utilizar con un cordín elástico para envolver el pantalón y utilizar uno que no tenga provisto este elemento dentro de su confección original. Video AQUI.

2-Con esta técnica, las mejoras son absolutamente sustanciales, ya que además de evitar el ingreso de piedras y ramas (como la técnica convencional), evitamos que se acumule suciedad y sobre todo semillas punzantes, dentro de los pliegues que se producirían entre el pantalón y la bota si el pantalón estuviese dentro de esta. Pero aún más, evitamos de sobremanera el ingreso de tierra y de arena dentro del calzado. Desde este punto, esta técnica es altamente más efectiva.

3-Como ya citamos, este factor es imposible de manejar de cualquiera de las dos técnicas. Sin embargo, dependiendo de la media y el calzado, algunos operadores han notado en terrenos pantanosos que el ingreso de agua dentro de la bota es mucho menor de esta manera, ya que el ajuste de la caña a la pierna es mucho más preciso al no tener pliegues e imperfecciones cuando ésta se ajusta contra el contorno de la pierna, siendo más preciso el calce de la bota y reduciendo la posibilidad de ingreso de agua dentro de la bota cuando nuestros pantalones se mojan por la lluvia o rocío y éstos escurren fuera de la bota, en vez de dentro de la bota a manera de ¨embudo¨ como en la técnica anterior.

4-Aquí en donde esta técnica se destaca, al justamente permitir un mayor deslizamiento de la botamanga del pantalón por fuera de la bota en cualquier tipo de movimiento (especialmente al agacharnos), siendo más fácil en el caso de que el pantalón quede demasiado elevado, su reposicionamiento en la caña de la bota cuando este se encuentra ajustado a la misma. En el terreno urbano, no existe necesidad de ceñir el pantalón a la bota, con lo cual al agacharnos y pararnos, el pantalón siempre queda bien posicionado y ofrece aún más libertad de movimiento dejando nuestro accionar más irrestricto y operativo en diferentes maniobras.

En resumen, la idea de llevar el pantalón dentro de la bota no deja más que al descubierto la única utilidad que podría llegar a tener esta técnica, que es el mostrar el calzado al marcar un paso firme (al mejor estilo prusiano) durante un desfile; ya que utilizar esta técnica solo constituye una marca de disciplina y uniformidad militar que poco dista de ser efectiva en el terreno. Utilizar el pantalón dentro del calzado realmente no agrega ventajas al operador más que algunas restricciones de movimiento y la indefectible salida del mismo fuera de la bota. Recomendamos utilizar el pantalón fuera del calzado en cualquier tipo de operación.


©2011 GOER
Licencia de Creative Commons

8 comentarios:

Carlos Menditeguy dijo...

La verdad que nunca lo habia pensado tan a fondo este tema, pero si e visto que en Afghanistán e Irak, todas las fuerzas especiales estan usando los pantalones por fuera de los borceguíes, así que sin dudas debe haber sido un avanze positivo, porque no creo que los Yankis hagan algo sin pensarlo. Muy buena la nota y el blog. los sigo siempre y sin dudas el mejor blog de rescate lejos! Un abrazo.

Anónimo dijo...

Tener en cuenta que lo del pantalón dentro de la bota, exceptuando las unidades de caballería, proviene de una constumbre estética de las unidades paracaidistas en la 2ªGM.
Sus botas eran de lo mejor para un cuerpo que sería lo que hoy llamaríamos una unidad de elite... y orgullosos de su condición y de su material, metieron los pantalones por dentro de ellas para lucirlas.
El resto de unidades de infantería envidiaban a los paracadistas por ello... Los Rangers por ejemplo usaron polainas que pudieron tener un motivo práctico en origen, pero que era motivo de distinción frente a otras unidades de infantería.

Anónimo dijo...

muchas gracias por esta información, es muy útil este punto para el trabajo, definitivamente, utilizare mi pantalón fuera de bota, gracias =)

Anónimo dijo...

Desde Vietnan la mayoria de soldados americanos que se ven en las fotos ya usaban el pantalon sobre la bota,,, los bomberos desde siempre lo han hecho asi,,, es mejor de esta forma aunque se pierda la tradición sobre todo militar.

Anónimo dijo...

En mi experiencia militar, yo recomiendo el uso del pantalón por dentro del borceguí, la cota alta de la bota impide que el pantalón se salga de la bota, y no reduce la capacidad de movimiento como se dice aquí ya que en las primeras 2 agachadas que realices el pantalón se acomodara sin salirse de la bota y tendrán la misma movilidad que se otorga que como cuando se trae por fuera y si es de mucha ayuda a la hora de estar en el campo ya que evita la entrada de insectos, de tierra y lo mas importante de todo que no se engancha la bota a la maleza. Es inevitable que a uno no le entre el agua si se encuentra en un área de clima cálido, así que no debería de ser un aspecto que se tome en cuenta a la hora de analizar esta situación, ya que por dentro o por fuera te mojaras. Aunque mi recomendación es que siempre que se pueda usar vías en las que se conserven los pies secos, ya que mojarse los representa un riesgo en una profesión en la que los pies son algo esencial para sacar el trabajo adelante!

El Taller de Cine dijo...

La única vez que usé el pantalón fuera de la bota se me enredó un alambre oxidado en el pantalón y me lesionó. Con el pantalón dentro de la bota jamás me ha pasado algo así. Quizá esa ocasión fue mala suerte, pero tener el pantalón dentro de la bota me ha protegido de suciedad y lesiones.

PARATACS dijo...

Definitivamente muy acertado este artículo y nada de banal, al contrario. Siempre había pensado lo mismo al respecto y gracias por reafirmar mis teorias, ¡¡¡Absolutamente más seguro y comod usar el TDU fuera de la bota¡¡¡ Gracias.

Marcos Aguilar dijo...

Muy bueno el post.