miércoles, 16 de junio de 2010

Técnica: Nociones básicas de búsqueda y rescate agreste

Es un hecho que en su mayoría las misiones SAR suelen ser diferentes entre sí, debido a diferentes aspectos del terreno, las condiciones climáticas, el tipo de catástrofe, numero de víctimas, etc.

En este pequeño artículo intentamos brevemente describir algunas de las nociones básicas que cualquier rescatista debe poseer en orden de realizar una búsqueda exitosa, manejando una estrategia eficaz en el terreno. Estos principios no solo son aplicables a profesionales, sinó también a civiles que se encuentren en situaciones de emergencia en terrenos agrestes, donde muchas veces no hay tiempo o simplemente los medios para comunicarse con un grupo de rescate profesional son nulos; en aquellos casos, teniendo que convertir a un esquiador, acampante o un simple espectador, en un rescatista improvisado.

Como primera medida es importante ante cualquier evento, comunicarse con el grupo de rescate más próximo. Si no existe este servicio en el lugar en que usted se encuentra, contacte a cualquier fuerza de seguridad (policía federal, provincial, gendarmería, prefectura naval, etc.) o militar (ejército, armada o fuerza aérea) o bien al cuartel de bomberos más cercano. Muchas de estas fuerzas cuentan con unidades de rescate; de lo contrario, sabrán activar los medios necesarios con mayor velocidad y eficacia para responder a la emergencia. Si es imposible comunicarse con cualquiera de los organismos mencionados, busque guías, lugareños, baqueanos u otras personas que se encuentren en la zona y organice un equipo de búsqueda.

Recuerde que en todos los casos, al tratarse de una búsqueda y posible rescate; estaremos tratando con muchísimos factores que así como han desencadenado esta misión, podrán también desencadenar una catástrofe si usted no logra identificar los medios necesarios, personal y equipamiento mínimo para esta tarea. Obviamente al organizar un equipo de búsqueda improvisado, usted no contará con muchos de los medios y el entrenamiento que un rescatista profesional posee; sin embargo se debe utilizar el buen juicio para no desencadenar otra catástrofe, eligiendo dentro de los medios posibles, los individuos físicamente y técnicamente más aptos, además de reunir la mayor cantidad de equipamiento necesario para sustentar la vida de éstos durante la misión o ante un imponderable.

-La regla numero #1 del rescate
A pesar que cualquier misión de rescate lleva consigo un riesgo intrínseco por la naturaleza de esta actividad y siempre es posible que ocurran accidentes o incidentes dentro de nuestro equipo; ya que como humanos no somos infalibles y más aun cuando nos enfrentamos a la naturaleza y decenas de factores externos; debemos siempre comprender que si un grupo de rescate es activado, es porque ya tenemos personas perdidas o declaradas en emergencia. Siempre tome todos los recaudos del caso, ya que ni usted ni sus hombres son indispensables aquí. Si algo ocurriese durante el transcurso de la misión, quien los rescatará a usted, sus hombres y la victima? De aquí se deduce la primera y elemental regla del rescate: No se convierta usted o los miembros de su equipo en nuevas víctimas de esta misión.

-Formación de un equipo de búsqueda & rescate

Existen dos procesos que en términos generales se deben llevar adelante en forma independiente; repetimos, siempre que se cuente con los medios necesarios para el caso. En todo equipo de búsqueda y rescate, siempre se debe designar a un jefe de búsqueda y a un jefe de rescate ya que cada una de estas actividades requiere de diferentes habilidades y para ello, siempre se debe de designar al mejor en cada una de las especialidades.

Por lo general, un jefe de búsqueda posee un perfil maduro, con altos conocimientos no solo de navegación terrestre, cartografía, meteorología y comunicaciones, sino también en métodos de rastrillaje y búsqueda. Su función generalmente es permanecer en un centro de operaciones designado, evaluando absolutamente todos los factores anteriormente nombrados y escogiendo, designando y comunicando al jefe de rescate, cuales son los vectores de búsqueda a rastrillar, los peligros climáticos, las rutas de evacuación, las novedades y los medios disponibles que se encuentran en camino. El jefe de búsqueda, es también el responsable de volcar a nivel cartográfico toda la información sobre donde se encuentran cada una de las patrullas de rescate a cada momento, marcar a nivel cartográfico las áreas que han sido registradas, establecer puntos de reunión para las patrullas y proveer, en ciertos casos, puntos de reaprovisionamiento y extracción de victimas.

-Equipo de búsqueda

Un equipo de búsqueda debería contar con al menos tres personas; ya que cada una de ellas cumplirá con una función específica en el desarrollo de la misión.

Los integrantes de este equipo, deben cumplir los siguientes roles:

1. Jefe de grupo: Mantiene contacto con la patrulla de rescate, traza patrones de búsqueda y establece contacto radial y cartográfico con todas las patrullas de rescate. Coordina las operaciones entre varios grupos de rescate y otras fuerzas intervinientes. Administra recursos, logística, etc.

2. 1er. Asistente: Puede encargarse del contacto radial y/o cartográfico, ser el nexo con otras unidades o medios disponibles. Buscar vías de evacuación y extracción para el grupo de rescate, administrar medios logísticos de reaprovisionamiento, puede monitorear cambios climatológicos, etc. y será la herramienta más útil para que el jefe de grupo, delegue algunas tareas importantes y luego el 1er. asistente informe al respecto.

3. 2do. Asistente: Es la persona que se encarga de temas logísticos, tales como conseguir vehículos, combustible, víveres, etc., los cuales luego serán suministrados a las distintas patrullas. Este asistente deberá permanentemente conocer el estado de los suministros y necesidades de las patrullas y anticiparse a la falta o carencia de algún material precisado por la patrulla de rescate, además de asistir en forma permanente al jefe de grupo y 1er. Asistente en cualquier necesidad que surgiese.

-Equipo de Rescate

Un equipo de rescate debe contar con por lo menos, 6 miembros con la mayor cantidad de conocimientos técnicos en temas de rescate, medicina, cartografía, etc. o cualquier conocimiento específico favorable a la misión, como así también poseer un estado físico aceptable para el desafío que deberán enfrentar. Este equipo deberá reunir la mayor cantidad de materiales técnicos para la misión, previendo su estadía en el terreno, posibilidades de acceso a la víctima, medicina y soporte vital, además de traslado y evacuación.

1. Jefe de Equipo: Es la persona con mayores conocimientos técnicos en temas relacionados al rescate. Es el responsable de dirigir a todo el equipo de rescate, mantener una comunicación fluida e informar sus acciones al jefe de búsqueda. Deberá coordinar permanentemente la misión en el terreno, evaluar peligros, como así también costo-beneficio de los movimientos del grupo. Tanto él como el jefe de búsqueda, pueden dar por suspendida la misión.

2. Medico / Paramédico: Es el encargado de toda la parte médica, no solo para con la posible víctima, sino también para el resto del equipo. El deberá evaluar las condiciones físicas de los miembros del equipo, alertar sobre anomalías en el desempeño físico de alguno de los miembros al jefe de equipo y desde ya, evaluar, estabilizar y preparar a la víctima para su evacuación.

3. Jefe de seguridad: Es el encargado durante toda la misión de velar por la seguridad de los miembros del equipo ante cualquier maniobra de rescate riesgosa (rescate con cuerdas, acuático, etc.), prestando atención exclusivamente en las posibles amenazas de una maniobra determinada.

4. Navegante: A pesar que el jefe de equipo debe poseer fuertes conocimientos de navegación, es necesario poseer la figura del navegante para poder duplicar la seguridad en el terreno y avaluar conjuntamente con el jefe, las posibilidades de movilización, peligros naturales, rutas de acceso, salida y evacuación.

5. y 6. Operadores: Estos tienen la función de realizar múltiples tareas durante la búsqueda y de poseer alguna especialidad, asistir en la tarea específica para la cual han sido designados.

Cabe destacar que tanto un equipo de búsqueda como uno de rescate, puede contener más miembros, mientras estos sean organizados correctamente por idoneidad o función. Al contar con más individuos en el grupo de rescate, éstos se pueden dividir en varias células para operar en distintas áreas del terreno y cubrir rápidamente o en forma más efectiva un área designada.

-Misión

Cuando se comienza un operativo de búsqueda se debe de tener en cuenta los siguientes pasos a seguir:

1. Buscar información: Recabar la mayor cantidad de información posible. Como? Cuando? Donde? Ultimo lugar donde fue vista la victima? Cuántas víctimas son? Qué equipo e idoneidad en el terreno poseían? Que vestimenta poseían? Tenían una ruta establecida y tiempo de retorno? A qué lugar querían llegar? Que rumbo tomaron? Cuánto tiempo hace que deberían haber llegado? Nombres, apellidos, edades, capacidades, historial médico, etc.

2. Logística: Disponer de logística y apoyo para el grupo de rescate, además de la atención posterior a los rescatados. Helicópteros, vehículos, caballos, víveres, etc.

3. Chequeo de equipo: Se debe chequear todo el equipo que se utilizará durante la misión de rescate ya que debe tener el peso justo y sobretodo cubrir con todas las necesidades de los rescatistas y de las victimas hasta el momento de ponerlos a ambos a salvo.

4. Búsqueda de locales: De ser posible, siempre buscar la asistencia de guías, lugareños y baqueanos ya que ellos son los que conocen el área con mayor profundidad, sus peligros y los posibles lugares donde la víctima se podría encontrar.

Con toda esta información, más la cartografía del lugar a mano, se establecerá una estrategia de búsqueda.

Existen varios métodos de búsqueda como ser: El espiral (cuando no hay certeza del rumbo hacia donde se dirigió la victima); por rumbo invertido (cuando se tiene certeza del rumbo inicial y el punto de partida y llegada), por abanico (cuando la superficie de búsqueda es relativamente reducida y se cuenta con poco personal de búsqueda) y por rastrillaje (cuando el equipo de rescate está conformado por muchos operadores con idoneidad).

Aquí explicamos brevemente estas cuatro técnicas con el fin de ejemplificar las formas para poder enfrentar una emergencia. No debemos olvidar que de haber especialistas en el terreno, de debe dejar a ellos que tomen la opción más correcta.

-Técnicas de búsqueda

Se debe tener en cuenta antes de comenzar la búsqueda cual será el punto de extracción de mayor accesibilidad para el equipo de logística o el equipo médico y establecer un segundo punto de extracción en caso de no poder acceder por algún medio al primer punto; estableciendo entonces un punto primario y uno secundario de extracción.

Búsqueda por Espiral
En el gráfico se puede observar una serie de espirales, a esto se lo llama ¨búsqueda compacta¨ ya que por la superposición de los espirales nos permite una cobertura de toda la superficie. Obsérvese que el punto de partida de cada espiral (polígono) está ubicado en un punto de fácil acceso en el terreno, para poder brindar la logística necesaria al grupo de rescate; el punto de cierre del espiral también se da en otro punto de fácil acceso, generalmente este es el punto de extracción. De ubicarse a las víctimas se tomará la cartografía y marcará un rumbo de extracción directo al punto de partida, al punto de cierre o a un punto prefijado. La elección se realizará por la distancia a la que se halla el grupo en el momento de contacto con la víctima y estos tres puntos de referencia.

Búsqueda por Rumbo Invertido
Esta técnica nos permite recorrer el camino tomado por los excursionistas si tenemos la información certera respecto a:
1. Punto de partida
2. Punto de llegada
3. Tiempo que se calculó para la llegada
4. Conocimiento del grupo extraviado (supervivencia, orientación, si son idóneos o novatos en este tipo de prácticas o ya han tenido experiencias anteriores).

Nuestro rumbo se debe planificar no en línea recta sinó en un constante zig-zag a través del rumbo estimado de los excursionistas.

En nuestra cartografía marcaremos puntos que consideramos críticos ya sea por la característica de la vegetación, formaciones recosas, cursos de agua u otros accidentes geográficos abruptos, etc. Se deben controlar todos aquellos lugares que se encuentran cercanos al rumbo prefijado con características especiales de riesgo (Acantilados, riscos, fisuras, boulders, cuevas, etc.).

Búsqueda por Abanico
Para poder desarrollar esta técnica de rescate se debe contar con un grupo numeroso de operadores los cuales se deben dividir en grupos de no menos de 2 rescatistas. Cada uno debe contar con equipo de comunicaciones, cartografía y elementos de seguridad y víveres, siendo cada grupo totalmente autosuficiente. Los grupos de trabajo partirán del mismo punto que los excursionistas y se asignará un punto de cierre determinado en distancia. Generalmente éste, se determina por un accidente geográfico como ser ríos, cañones, macizos, etc, o también se puede tomar como referencia un camino para establecer el mismo.

Cada grupo deberá ponerse en contacto entre sí con una frecuencia de tiempo predeterminada reportando las novedades del caso. Una vez localizadas las víctimas, se convocará a los grupos más cercanos para organizar la extracción hacia a un punto determinado donde confluirán todos los grupos de trabajo.

Búsqueda por Rastrillaje
Para realizar búsquedas por rastrillaje, se debe contar con un numeroso grupo de trabajo, cada persona debe contar con los mismos elementos citados anteriormente en ¨búsqueda por abanico¨. Los grupos de rescate partirán de una línea imaginaria que nos provea la suficiente cobertura de terreno en el que se considera se hallan las posibles víctimas. Se asignará un punto de cierre en distancia o también se puede tomar como referencia un camino, siendo esta opción ideal para poder brindar asistencia rápida a las víctimas como también al equipo de rescate.
Si bien nunca es recomendable que ningún operador se encuentre solo en el terreno y se recomienda un mínimo de 2 operadores por equipo; en esta técnica se puede utilizar un solo operador, mientras este tenga contacto visual permanente con los demás operadores a su izquierda y derecha y así sucesivamente con los demás. Generalmente con esta técnica cada equipo se encuentra a poca distancia unos de otros, por ejemplo si se cuenta con 15 personas y se las ubica cada 100mts., podremos cubrir con cada grupo, una superficie de 1.5 km.

Siempre se deben mantener las reglas de trabajo en equipo:

1. Deberán ponerse en contacto entre sí con una frecuencia de tiempo predeterminada reportando novedades
2. Cada grupo estará pendiente de su compañero (operador o grupo) a su derecha e izquierda
3. La utilización del silbato será en casos específicos pues sinó se generará confusión en la totalidad del grupo. Puede aplaudir, gritar o golpear maderas en su camino, en respuesta de una señal audible de las víctimas, pero el silbato por lo general solo se utiliza para marcar una posición de las victimas al encontrarlas o bien si un operador o grupo ha entrado en emergencia.
4. Una vez localizados los excursionistas, se convocará a los grupos más cercanos para organizar la extracción hacia un punto determinado, donde confluirán todos los grupos de rescate.

Para poder realizar rescates en zonas agrestes o montañosas debemos tener en cuenta que se necesita un gran dominio de las técnicas de escalada, rappel, medicina de emergencia, transporte de heridos, cartografía y navegación terrestre.

Por lo general lo más común es que individuos que no están entrenados en temas de rescate y se aventuren a realizar una misión en zona muy abrupta, terminen igual o más accidentados que aquellos a quienes fueron rescatar. Es por ello que nunca se debe olvidar que el rescate no es un juego y solo debemos ofrecernos a realizar una de estas tareas si consideramos que la misma está a la altura de nuestras posibilidades de respuesta.

Para más información, recomendamos buscar instrucción calificada o visitar el sitio de NASAR o los siguientes links recomendados aquí: 1 y 2.

©2010 GOER
Licencia de Creative Commons

No hay comentarios.: