domingo, 1 de agosto de 2010

Técnica: Utilización de bastones de trekking

Los bastones de trekking, son un elemento bastante útil si vamos a realizar largos recorridos o ascensos a cumbres empinadas. Estos cumplen una serie de funciones que son muy útiles y pueden brindar una gran ventaja durante una misión de búsqueda y rescate. A continuación se describen algunas de estas ventajas:

1. La más importante y que mucha gente desconoce es que mejora notablemente la distribución del peso que llevamos y por lo tanto mejora el rendimiento físico, la cantidad de kilómetros que podemos caminar y el confort. Al caminar con bastones, parte de la fuerza que hacen los cuádriceps y gemelos para soportar toda la carga, se distribuye hacia los músculos pectorales y de los brazos, por lo tanto utilizamos un mayor número de grupos musculares para distribuir la carga y así cada uno de ellos trabaja en menor medida.

2. Mejora el equilibrio: Es pura lógica, al tener cuatro puntos de apoyo en vez de dos es mucho más fácil mantener el equilibrio, siempre y cuando se alternen los bastones y pies de manera correcta.

3. Evita lesiones en las rodillas y tobillos: Como transmiten parte de la carga del tren inferior (piernas) al tren superior (pecho-brazos) la presión ejercida sobre las articulaciones de las rodillas y tobillos se reduce notablemente. Curiosamente cuando más necesitamos del bastón para evitar estas lesiones es cuando realizamos el descenso.

Partes y diseño de los bastones

Peso: Los bastones hoy en día están hechos de distintas aleaciones y tipos de aluminios que les confieren una buena resistencia y poco peso (aproximadamente 250grs. por bastón).

Regatones: Son los extremos del bastón que hacen contacto con el suelo, estos pueden ser de punta moleteada, punta redonda y punta cóncava; por lo general se recomienda adquirir bastones con regatones de punta moleteada o redonda ya que estas tienen una mejor adherencia a las irregularidades de las rocas. La punta de los regatones está hecha generalmente de tungsteno, un material muy resistente a la abrasión. Una buena en terrenos muy rocosos, es la utilización de tapones de goma específicos, los cuales no solo protegen la punta del regatón, sinó también agregan una superficie de contacto mayor y buena adherencia en la roca desnuda. Dragoneras: Estas son las cintas que se encuentran en las empuñaduras de los bastones y se colocan alrededor de la muñeca para apoyar directamente el peso en la muñeca y no en la empuñadura, evitando así que la mano este presionando siempre la empuñadura, lo que nos causaría dolor en las manos si la caminata es larga. Un detalle a tener en cuenta es que al transitar por una zona escabrosa, con dificultades y varios obstáculos, lo mejor es no usar las dragoneras y agarrar el bastón directamente por la empuñadura, sobre todo al descender, ya que si nos caemos con los bastones agarrados a las muñecas corremos el riesgo de no poder detenernos con las manos o de fracturarnos la muñeca.
Rosetas: estas piezas de forma circular, con pequeños dientes, cumplen la función de evitar que el bastón se hunda si nos apoyamos en terreno fangoso o algo nevado. El problema con las rosetas es que si estas son muy grandes, disminuirán el ángulo de ataque del bastón. Si el ángulo entre el bastón y la superficie es muy agudo, puede que la roseta sea la que se apoye en vez de hacerlo la punta de tungsteno y esto puede provocar accidentes, ya que el bastón probablemente se deslizará al estar sujeto solo por la roseta.
Sistema Antishock: Algunos modelos poseen este sistema que no es más que un amortiguador que disipa la vibración del bastón cuando golpea la punta del regatón con la superficie dura del suelo de esta manera la vibración no se transmite a las muñecas codos y hombros.

Sistema Telescópico: Los primeros bastones eran de una sola pieza lo cual resultaba sumamente incomodo para transportar o para elegir la medida personal antropométrica correcta, actualmente la mayor parte de los bastones se ensamblan en 2 o 3 segmentos de distintos diámetros cada uno, de tal forma que se pueden recortar y guardar cómodamente en la mochila. También se pueden ajustar a la longitud deseada por el excursionista. Por lo general se recomienda que para marcha en terreno normal y pendientes suaves que el largo de los bastones se ajuste de manera tal que el codo forme un ángulo de noventa grados. Para ascenso de pendientes más pronunciadas, la longitud de los bastones debe acortarse y para descensos debe alargarse.

Cuidados generales

Deformación: Los bastones tienen la gran desventaja de estar muy expuestos a la deformación, por lo que al usarlos se debe de tener gran cuidado de no atascar el regatón entre bloques de piedra, pues de esta manera se ejerce una fuerza de palanca que terminara por doblar las secciones tubulares de nuestros bastones.

Dislocación de puntas: El regatón plástico de los bastones y punta del bastón para trekking está diseñado con cierta flexibilidad para que disipe los esfuerzos de palanca generados cuando las puntas se atascan ligeramente en el terreno, sin embargo con el transcurso de los años el plástico se va endureciendo y va perdiendo su flexibilidad, así tarde o temprano la punta de tungsteno perderá su ensamble y hay que sustituir los regatones por unos nuevos. Cambiarlos es sumamente fácil, esta parte del bastón esta adherida por presión, solo hay que sujetar firmemente el cuerpo del bastón más cercano al regatón y con unas pinzas con las que se pueda abrazar la sección tubular del bastón sin hacer presión al mismo, golpear hacia afuera el cuerpo de plástico del regatón para extraerlo. Para colocar y fijar el nuevo regatón se hace la misma operación pero a la inversa.

Cuidado de los ensambles: Otra disposición a tener en cuenta para el cuidado de los bastones es evitar ajustar la longitud telescópica de estos por sobre el máximo recomendado, de tal forma que el dispositivo plástico diseñado para inmovilizar el ajuste de longitud telescópica, quede prácticamente en la unión de ambos tubos, pues una pequeña flexión por esfuerzo de los bastones romperá esta delicada pieza dejando inservible el bastón, habrá que tener en cuenta a la hora de ajustarlos que estos tienen una marca guía la cual indica cual es el límite de ajuste para la longitud máxima del bastón.

Cuidado de las rosetas: Algunos diseños de roseta están pensados para que se unan al regatón solo mediante presión y función mecánica por lo que será mucho muy fácil extraviar este tipo de rosetas si se usan en zonas pobladas de vegetación pues al momento de recuperar el bastón para su avance la misma roseta se puede atascar con los arbustos y retirarse de su posición. Si nuestros bastones están equipados con rosetas grandes lo mejor será retirarlas de su posición y dejarlas en casa si es que la táctica de nuestra excursión no las requiere.

La Unión Internacional de Asociaciones de Alpinismo (UIAA) tiene algunas consideraciones importantes al respecto:

Los bastones de marcha pueden absorber grandes cargas de peso en la parte baja del cuerpo por hora de marcha especialmente en los descensos lo cual lleva a una considerable liberación de carga sobre articulaciones y columna vertebral.

Ventajas

El uso de los bastones es recomendable para las siguientes situaciones:
Edad avanzada y exceso de peso corporal. Cuando se ha sufrido de lesiones en articulaciones o columna vertebral. Cuando se cargan mochilas pesadas. Cuando se camina sobre pendientes de nieve, en lugares húmedos se cruzan ríos y cuando la visibilidad es limitada por la niebla o la oscuridad de la noche.

Desventajas

Elasticidad: Si la distancia entre el cuerpo y los bastones es demasiado larga, no solo se reduce la elasticidad muscular, también se puede perder el equilibrio del excursionista.

Disminución del sentido de equilibrio: El continuo uso de los bastones de marcha puede disminuir la habilidad de coordinación del excursionista y a través de este su equilibrio. El desarrollo de la coordinación en niños y gente joven puede disminuir.

Reduce el mecanismo de protección fisiológico de los músculos (elasticidad).Las fuertes presiones y los estímulos de elasticidad son muy importantes para la nutrición del cartílago articular y también para entrenar y mantener la elasticidad del rendimiento muscular. "El uso continuo de bastones disminuye este importante estimulo fisiológico de elasticidad".

Terrenos no aptos para el uso de bastones
Cada vez es más evidente que ocurren accidentes en terrenos no propios para el uso de bastones como aristas estrechas y terrenos de escalada, ya sea por hacer el movimiento de apoyo del bastón sin tocar el suelo o por tropiezo con los mismos bastones. A esto se agregaría que, en terreno nevado con fuerte pendiente, perder el equilibrio con los bastones implica una caída sin posibilidad de auto detención (función específica del piolet o piqueta). Una buena disposición táctica a realizar cuando se camina en una zona donde la posibilidad de caer aún usando bastones es bastante grande, será tomar los bastones por la empuñadura pero sin hacer uso de las dragoneras.

Nota: Texto extractado del Official Standards of the UIAA Commission Vol. 3 "Hiking Sticks in Mountaineering"; adaptado por GOER.

©2010 GOER
Licencia de Creative Commons

4 comentarios:

Julián Mota. dijo...

Hago carreras de montaña y estoy pensando en el uso de bastones, sobre todo para las ascensiones.
Me parece muy bueno el artículo y toda la información que me han dado.
No sé si me daría resultado en terrenos y caminos con poca pendiente, correr usando bastones.

Muy agradecido y muchas gracias.

Anónimo dijo...

MUY BUENA Y UTIL LA INFORMACION

Viajante Ferretero dijo...

Muy buen artículo. Muy ilustrativo. Los uso desde hace años, tal cual los recomiendan y me dan muy buen resultado.

Sergio Urra dijo...

No soy un Pro en la carreras, en escalar, subir montañas o en el treking pero soy adepto a todo eso y afirmo que sirven en todos los casos, solo hay que acostumbrarse