jueves, 4 de abril de 2013

Técnica: Como escapar de un vehículo sumergido


Como conductores en su mayoría aficionados, generalmente el común denominador de todos nosotros es utilizar como medio de locomoción nuestro automóvil para ir de nuestras casas al trabajo o bien para tareas tan comunes como hacer compras, llevar a los niños al colegio o disfrutar de un viaje de vacaciones; es por ello que nuestros conocimientos cotidianos como conductores de vehículos muchas veces no nos permiten evaluar ciertos momentos de riesgo y poder así reaccionar con rapidez ante diversos tipos de peligros no convencionales.
 
Si bien cada caso es diferente, en el mundo más de 4000 personas mueren anualmente por sofocación en diversas situaciones en envuelven a un vehículo sumergido. Aluviones, mareas, lluvias intensas o bien caídas de un automotor en lagos, ríos, canales e incluso zanjas al costado del camino son los culpables de estas tragedias.  Como escapar de un vehículo sumergido es no solo cuestión de suerte y velocidad de reacción, sino también pericia y conocimiento sobre los procedimientos básicos para realizar esta arriesgada maniobra que ha probado ser muy efectiva en más del 90% de los casos. Abrir la puerta de un vehículo y salir por nuestros medios, sería la opción lógica y mayormente utilizada en todos los casos, pero rara vez nos ponemos a pensar que al someter a un vehículo a una inmersión total (y parcial en muchos casos), las puertas del mismo están siendo sometidas a toneladas de presión producida por el agua circundante (1m. cubico de agua = 1000kg.), lo que haría imposible realizar esta maniobra hasta que el vehículo quedara totalmente sumergido y se realizara una equiparación de presiones externa/interna en el mismo.

En diversas situaciones es mucho mas seguro permanecer dentro del vehículo en forma hermética y aguardar por ayuda, pero cuando la inmersión total es un hecho, aquí les mostramos este video muy descriptivo y los pasos a seguir.
 
  
  1. Quítese el cinturón de seguridad.
  2. Baje las ventanillas o rompa los cristales.
  3. Escape por las ventanillas.
  4. Nade y apártese del vehículo hasta el punto más seguro.
Recuerde que si sus ventanillas son eléctricas existe la posibilidad que ante el estrés del caso o bien no recuerde poner en contacto su vehículo o estas directamente no funcionen debido a una colisión, corto circuito, etc. También tenga en cuenta que el parabrisas de todos los vehículos es laminado, con lo cual no es la mejor opción para realizar una rotura del cristal. Vidrios con laminas anti-bandálicas y polarizadas también dificultan la rotura de los mismos. Ante la necesidad de tener que romper un cristal, le recomendamos la lectura de estos dos artículos muy útiles para situaciones de emergencia:



©2013 GOER
Licencia de Creative Commons

4 comentarios:

roberto cevallos dijo...

Sería bueno aclarar, que esta técnica debe utilizarse, apenas percibimos que el vehículo se mueve solo y no responde a las marchas. Si tenemos un auto electrónico, no abren las ventanillas una vez mojado el sistema eléctrico. Y muchas veces, tratamos infructuosamente, de salvar el auto

Karlos Zuoza dijo...

Sería bueno tener en cuenta que generalmente el vehiculo empieza a hundirse por el lado mas pesado, que es el delantero donde esta el motor. Creo que lo mas apropiado en cualquier circunstancia es romper con el matafuegos el parabrisas posterior que es el que quedaria mas elevado en caso de profundidad.

- GOER - dijo...

Estimado Sr. Zouza, Como usted bien dice, la parte frontal de cualquier vehículo (a no ser que este tenga el motor en la parte trasera como algunos autos italianos o alemanes), tiende a hundirse más rápidamente. Este procedimiento aquí descripto en el video es más rápido, intuitivo, seguro, no requiere de ningún elemento de rotura y ayuda a todos los ocupantes en simultáneo a salir del vehículo rápidamente. Por otra parte, para la técnica descripta por usted; los ocupantes de la parte deberían pasar por encima de los asientos para posicionarse en la parte trasera, siendo esto no solo muy dificultoso (especialmente por personas de gran tamaño), sino porque a su vez la entrada de agua, la posición semi vertical del vehículo y el pánico harían esta maniobra más peligrosa. Además de ello, al romper el vidrio trasero de la luneta en el caso que el vehículo estuviese semi sumergido o totalmente sumergido, haría que la presión del agua que puja por entrar al espacio muerto del vehículo sea mucho mayor que abriendo todas las ventanillas como se describe en este video, con lo cual usted y sus ocupantes deberían esperar a que el vehículo se llene completamente de agua (con los peligros inherentes del caso) y recién ahí poder salir del mismo (siempre teniendo en cuenta de que usted 1. Haya encontrado el matafuego en el momento del accidente 2. Haya hecho un agujero en la luneta lo suficientemente grande para que todos los ocupantes puedan salir por el). En definitiva, esta técnica sugerida por usted requiere de mayor pericia, entrenamiento y elementos de rotura. No la recomendamos, excepto como solución de último recurso.
A su vez, lo invitamos a ver este artículo que escribimos hace un tiempo, con este aparato que es portátil, barato y rompe cristales aun debajo del agua si usted desea tener un elemento de rotura más efectivo que un matafuegos dentro de su vehículo.
http://rescategoer.blogspot.ca/2010/10/test-multi-herramienta-de-rescate.html
Saludos cordiales.

Anónimo dijo...

Yo no veo ese video. Si nos hundimos con el coche . Como abrimos para salir. Y si no se puede abrir nada. Como rompemos los cristales para salir. Habria que llevar algo en el coche para esos casos? El que